google-site-verification=3NoeKnCC4L5iczeVyWdHsbs0Oi8Kgd6SAChtTNLojvw

CONSEJOS PARA DORMIR




Recomendaciones generales:

o Intenta mantener un horario regular para acostarte y levantarte.

o Evita permanecer en la cama más de las necesidades reales de sueño.

o Evita dormir durante el día o hacer siesta prolongadas (no más de 30 minutos).

o Restringe los estimulantes como el tabaco, café, té, cola, o el alcohol, especialmente por la tarde.

o Realiza regularmente ejercicio físico moderado, preferentemente hasta la media tarde, y si es posible, con exposición a luz solar.


Pocas horas antes de acortarse:

o Procura no realizar actividades estresantes o que requieran mucha atención, ejercicio vigoroso, ya que aumente el estado de activación.

o Evita comidas abundantes y/o pesadas. Tanto las comidas copiosas como el hambre pueden alterar el sueño.

o Practica ejercicios de relajación. Puedes concentrarte en tu respiración, lenta y relajada.

o Puedes ayudar a tu cuerpo a relajarse tomando un baño de agua a temperatura corporal (ni muy caliente ni muy fría, ni muy prolongado).


Por la noche:

o Crea unas condiciones ambientales adecuadas para conciliar el sueño (temperatura agradable, mínima luz y ruido, ropa cómoda, no consulte el móvil, no lleve el ordenador o tablet a la cama, no vea el televisor en la cama, no lea en la cama, etc.).

o Puede repetir cada noche una rutina de acciones para irse a la cama (lavarse los dientes, ponerse el pijama, etc.) que te ayuden a prepararse mentalmente para ir a dormir.

o Ve a la cama cuando tengas sueño. Si hace más de 30 minutos desde que te acostaste y sigues sin dormir, levántate y ve a otra habitación para hacer algo relajado (lee un libro, una revista, ver la televisión, etc.) y regresa al dormitorio cuando vuelvas a tener sueño, asociaras así tú cama con quedarse dormido enseguida.

10 vistas